Mi recorrido por Habana Vieja y Moderna.

Como se los comenté en mi post pasado, ayer estuve hablando con Edwin, el señor encargado de servir las bebidas en el hotel, quien me comentó de todos los lugares turísticos que puedo visitar estando en la Habana.

Mi segundo día tenía como destino Habana Vieja y Moderna, por lo que me levanté muy temprano para estar listo a tiempo.

Nuestro guía llegó al hotel muy puntual, a las 9:00 de la mañana, allí esperamos a que todo el grupo estuviera reunido para poder salir. Como no llegaban a tiempo decidí disfrutar de un delicioso café cubano, un café muy espeso y concentrado que se sirve sin azúcar. Esta bebida me hizo recordar a un amigo, que cuando estuvo de visita en este país me dio de regalo una bolsa de café, recuerdo que lo hice en casa y me supo rico, pero debo reconocer que acá, en Cuba, me sabe mejor.

Después de tanta espera nos fuimos para Habana vieja, este lugar representa la parte más antigua de este país, llegar allí y encontrar monumentos barrocos, calles estrechas, casas viejas con patios enormes, me hizo transportar a épocas pasadas, cuando no existía ni el celular, ni la internet.

Cuando observaba el lugar le pregunté a un señor, por la plaza principal, este muy amable me dijo que la Habana cuenta con cuatros plazas principales, la Plaza de Armas, Plaza de la Catedral, Plaza Vieja y Plaza de San Francisco. Cuatro plazas que hacen aún más atractivo este lugar. Por algo es la zona que más turistas atrae.

Allí, encontramos muchos restaurantes, bares, cantinas y famosos centros nocturnos. Fue en la Habana Vieja donde aproveché para comerme un tasajo a la cubana, que es una carne seca y guisada con abundante salsa. Un plato delicioso.

Con la llenura que quedé, decidí sentarme un rato en un bar cercano a Plaza Vieja, allí tuve la oportunidad de hablar con varios cubanos, muchos comenzaron a recomendar lugares para visitar en la noche. Y me recomendaron el show Tropicana. Hablaron tan bien de él que decidí ir hoy jueves en la noche.

Antes de volver al hotel, decidí visitar el Museo Maqueta de la Habana Vieja, allí se podía obtener una visión general sobre toda zona.

Ya feliz con el recorrido realizado en Habana Vieja, nos fuimos a descansar al hotel.

Esta entrada fue publicada en Experiencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>