Cuevas de Ballemar y Ciudad de Cárdenas.

Monumento El Cangrejo

Hoy, pasan las horas, los minutos, y mi viaje por la Habana y Varadero se va terminado. Pero eso sí, me queda la satisfacción de que visité lugares que no había tenido la oportunidad de conocer y recorrer.

Antes de finalizar mi viaje, debía conocer las Cuervas de Ballemar, que se encuentran ubicadas en la provincia de Matanzas. Este lugar un poco tenebroso al principio, pero mientras lo recorríamos todo y mientras el guía nos contaba un poco de su historia y de sus mitos, se me fue quitando el temor. Estas cuevas están divididas en varios salones, el principal era conocido como el Manto de Colón, era el más grande y antiguo.

Allí podrás encontrar el túnel del amor, la capilla de los doce apóstoles, el salón de las nieves, entre otros. Cuentan los guías, que estas cuevas son consideradas como un laboratorio potencial para el estudio de la cristalografía subterránea.

Luego de recorrer este lugar me fui a caminar un poco por la Ciudad de Matanzas, la verdad es que no pude recorrer mucho, pues se hizo de noche y nuestro guía decidió llevarnos al hotel.

Hoy muy temprano, estaba listo para irnos a otro city tour que nos tenían planeado. El turno ahora era para la Ciudad de Cárdenas, un municipio de la provincia cubana de Matanzas.

Al llegar a esta ciudad, nos bajamos en un lugar donde había como monumento un Cangrejo, la verdad fue que me causó mucha curiosidad que un cangrejo fuera el símbolo de la ciudad. Al escuchar al guía, me di cuenta porque el cangrejo es el símbolo de la ciudad, esto se debe a la abundancia de estos animales en la zona. Continuamos nuestro recorrido y nos fuimos para otro monumento de la ciudad, y era el monumento de La Bicicleta, este monumento se debe porque la bicicleta, es el medio de transporte más popular de la ciudad.

Después de conocer estos monumentos, nos fuimos para el Museo Oscar Maria de Rojas, museo que cuenta toda la historia de Cuba y que lleva este nombre en honor al cardenense que luchó por la creación y desarrollo de este lugar.

Luego de conocer un poco más sobre la historia de Cuba, nos dirigimos para el Palacio de la Artesanía, allí pudimos comprar los detallas para nuestras familias y amigos. En este lugar podíamos encontrar desde instrumentos musicales, hasta joyas, ropa, artesanías, etc.

Compré de todo y para todos, pero lo que más me gustó fue un plato que dice: Bienvenido a Cuba. Ya mi viaje finaliza mañana y tengo por seguro, que a este lugar vendré muchas veces más.

 

Esta entrada fue publicada en Experiencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>