Yo también grite 3, 2, 1, Bungee

La profecía Maya que decía que el 21 de diciembre del 2012 sería el fin del mundo,  fue lo que me impulso a tomar de decisión de lanzarme al vacío. No es que yo creyera en eso, pero tenía que hacerlo por si de pronto ocurría. Mentiras, les confieso que fue una excusa para hacerlo, pues yo siempre he pensado que antes de morir hay que hacer muchas cosas y entre esas actividades estaba tirarme de Bungee.

Todo inicio con una convocatoria que recibí en Facebook por parte de un amigo donde me invitaba a mí y a otros cuantos a tirarnos de Bungee Jumping. Lo primero que pensé fue “están locos”, realice algunos comentarios donde me negaba a lanzarme, pero siempre recibía mensajes que me hacían dudar y que finalmente me convencieron de hacerlo.

Una vez confirme mi asistencia y realice el pago, pensé que ya no había nada más que hacer, pero una vez llegue al lugar, comencé a tener sentimientos encontrados, unas veces pensaba en que tenía que hacerlo y otras veces  pensaba lo contrario.

Mi turno fue el 8, lo que me permitió ver las reacciones y conocer las experiencias de otros una vez saltaban. Esas anécdotas me reafirmaban que tenía ser valiente y vencer mi miedo a las alturas, pero cuando estaba parado en la plataforma el sentimiento de arrepentimiento volvió a mí y lo peor de todo, fue que vino acompañado de un gran temor, tanto que me baje de la plataforma, no fui capaz de saltar, no me importaba perder el dinero, pues el pánico me invadió.

A penas pise tierra firme recibí palabras que me motivaban a volverme a montar, me tome unos minutos y me volví a subir a la plataforma, pero esta vez no mire el horizonte, cerré los ojos, solo escuche 3, 2, 1, Bungee y salte.

Fueron los 10 segundos más largos de mi vida, recordé mi pasado, pensé en que estaba haciendo, me imagine miles de cosas, me confundí, pensé que estaba tirándome un clavado, mejor dicho es increíble que en tan poco tiempo se te pasen tantas cosas por la mente.

Cuando regrese al puente no lo podía creer, todo el mundo estaba feliz porque lo había logrado, me felicitaban por volver a intentarlo, mejor dicho yo estaba anestesiado y todos estaban contentos por el coraje que tuve. Sin lugar a dudas fue un momento único e irrepetible y que recomiendo 100%.

Ya que conocen mi relato te quiero invitar a que grites tú también 3, 2, 1, Bungee, eso sí si lo van a hacer, háganlo pero en manos de profesionales y si ya lo hiciste me gustaría que me contaras tu experiencia.

Esta entrada fue publicada en Experiencias y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Yo también grite 3, 2, 1, Bungee

  1. Katty dijo:

    Excelente relato, creo que todavía no estoy lista para gritar 3,2,1 jeje , quizás más adelante .

  2. Vanesa dijo:

    ¡Wow! Para el bungee yo soy bien miedosa, pero tengo en la lista de pendientes el salto en paracaídas :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>