5 días en Valle de Cauca y Quindío.

“Cali pachanguero”… Y sí me dejé tentar por este destino y aquí estoy, disfrutando de un excelente clima y de una excelente oportunidad que me ofrecieron en la agencia de viajes Fenikás. Esta oportunidad era poder viajar a Cali por sólo 525.000 pesos, la verdad es que me pareció tan económico que no pude dar un no como respuesta.

Con este precio puedo recorrer los destinos más representativos de estos lugares en compañía de amigos y familiares.

Mi primer día como siempre comenzó en el aeropuerto Jose Maria Córdova, de Medellín, desde allí partiríamos al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, donde nos estarían esperando representantes de la Promotora de Turismo Belisario Marín. Llegamos y muy cumplidos nos estaban esperando los representantes de la promotora, como era una excursión nos tocó esperar un rato a que llegaran todas las personas que harían el recorrido con nosotros.

Luego de esperar nos dirigimos al municipio de Cerrito para visitar el Museo de la Caña de Azúcar, donde nos contaron la historia de la industria azucarera desde su cultivo y proceso industrial, para la producción del azúcar, alcohol y energía. Este recorrido lo hicimos en compañía de un guía especializado.

A parte de conocer un poco de historia acerca de la caña de azúcar, también pudimos visitar el vivero que se encuentra en esta hacienda, allí pudimos observar plantas nativas, exóticas, medicinales y aromáticas.

Después de la salida nos fuimos a disfrutar de un delicioso sancocho de gallina, plato representativo de Cali, mmmmm delicioso, su caldito, papas, pollo y limón. WOW qué rico.

Después de este recorrido, nos fuimos para la Hacienda El Paraíso, escenario de la historia de amor más bella “María” de Jorge Isaac. Esta hacienda representa la arquitectura colonial de esta ciudad, casa grande, de pasillos, cuartos extensos y jardines inmensos que atraían la mirada de todo el que pasaba por allí.

En este lugar había una señora que narró toda la historia entre Efraín y Maria, lo hacía con tanta naturalidad, amor, sentimiento que nos hacía estremecer con varios de los fragmentos del libro. Los lugares más llamativos eran las alcobas de sus dos protagonistas, El cuarto de Efraín permanece con el baúl con el que Efraín viajaba y el florero en el que todos los días se colocan rosas. Y el cuarto de Maria que está ubicado al lado del cuarto de la madre de Efraín con una amplia vista al jardín.

 

Al finalizar mi recorrido por esta hermosa Hacienda, nos fuimos para Buga, al llegar allí leí un reseña que decía “Bienvenido a Guadalajara de Buga” debo admitir que no sabía que Buga tenía el nombre de Guadalajara. Nos dirigimos de inmediato a la Basílica del Señor de los Milagros.

Después de pedirle el milagrito al señor de los milagros, nos fuimos para el hotel Guadalajara, exhausto llegué a comer y a disfrutar de un delicioso baño.

 

 

Esta entrada fue publicada en Experiencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>